Desde el mero principio la música tanto vocal, como instrumental, ha jugado un papel esencial en la adoración a Dios. Esa es la razón que en Su Palabra, Él le dio un himnario completo al pueblo Judío en el Libro de los Salmos, en el cual hay diferentes cantos y para distintos fines.

En el Nuevo Testamento Pablo recomendó que se alabara a Jesucristo “con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones.” [Efesios 5: 19] A través de las edades Dios proveyó una manera de recibir Él mismo la adoración a través de la alabanza.

Quién no ha escuchado aquella alabanza de Castillo Fuerte, compuesta por Martín Lutero al estar recluido en el Castillo de Watburg para escapar de la persecución que se desató contra él por parte del sistema romano. Considerando que había un Castillo de mayor fortaleza no sólo para su cuerpo, sino principalmente para su alma, fue inspirado a escribir esta alabanza. Este canto, pues, es representativo de la Reforma, que ha sido entonado por millones de personas alrededor del mundo en diferentes idiomas.

En la edad metodista Dios proveyó de un prolífico compositor de alabanzas como lo fue Carlos Wesley, hermano de Juan, a quien se le acreditan más de 8,000 mil alabanzas, entre ellas una de las más hermosas, Roca De La Eternidad, la cual fue resultado de la inspiración que recibió al ir caminando por la playa y ver que una ave estaba a punto de fenecer en medio de un fuerte viento si no hubiese sido porque encontró abrigo y refugio en el saco de Carlos. Entonces el Espíritu Santo vino a él y comenzó a meditar en lo importante que es el tener un Lugar de Refugio en medio de los tiempos tempestuosos de la vida, y escribió “Roca de la Eternidad, fuiste abierta para mí, sé mi escondedero fiel…”

La Edad Pentecostal produjo muchos de los cantos más hermosos que se hayan escrito en la historia del Cristianismo. Muchos de ellos fueron cantados y siguen siendo cantados por los seguidores del Mensaje de la Hora Undécima.

Pero la Biblia dice que cuando el Libro de la Redención fue abierto hubo un “Cántico Nuevo” derivado de la Revelación fresca que vendría en el tiempo final.

Esa es la razón que esta Edad, la Edad de la Novia, también tendría que aportar al mundo aquellas alabanzas que tienen que ver con el Mensaje y ministerio del Rev. William Branham.

A continuación queremos presentar ante Ud. aquellos cantos que han sido entonados por los seguidores de este glorioso Mensaje, los cuales, si no fuera por este medio, algunos de ellos no llegarían hasta Ud.

Así como la Biblia habla de la multiforme sabiduría de Dios, de igual manera hay una multiforme Inspiración, tanto para escribirlos como para cantarlos. Esa es la razón que Ud. hallará distintos ritmos, letras, instrumentos, etc. La mayoría de estas alabanzas son entonadas por creyentes de la República Mexicana a quienes les hemos abierto un espacio en este sitio para su difusión con el fin de que la Novia de Jesucristo sea edificada y bendecida con ellos.

Quisimos también traer a Ud. música en inglés interpretada por creyentes del Mensaje de los Estados Unidos.

Además, hemos agregado una sección de música instrumental que seguramente será de estímulo para su alma, mientras Ud. se encuentre desarrollando diferentes actividades, leyendo la Biblia o el Mensaje, o sencillamente meditando en el Señor.

Le agradecemos no descargarlos, ya que algunos de ellos tienen derechos reservados, (principalmente los cantos en inglés). Si Ud. desea obtener alguno de estos CD´s o cassettes, escríbanos y nosotros le canalizaremos con quienes los están distribuyendo.

Es nuestro deseo que esta música sea una inspiración para su vida y que le traiga más cerca de Jesucristo
No somos una denominación. No tenemos ley sino el amor, ningún credo sino a Cristo, ningún libro sino la Biblia. No tenemos miembros; sólo compañerismo a través de la Sangre de Jesucristo que nos limpia de toda incredulidad. 62-1111e (v) El Porqué Estoy En Contra De La Religión Organizada Jeff
Copyright © 2006 by "Luz al Atardecer" • All Rights reserved • E-Mail: luzalatardecer@terra.com Creada por William Caleb Cruz Perez wccperez@hotmail.com